La Bendición Que Viene

“Si vieras el tamaño de la bendición que viene, entenderías la magnitud de la batalla que ahora peleas”. Todos peleamos batallas diariamente. Algunas batallas son físicas, otras relacionales, algunas financieras, emocionales y muchas veces guerreamos espiritualmente. He aquí una realidad en cuanto a las batallas: son pruebas para fortalecernos y no para destruirnos, ellas tienden a enseñarnos las lecciones más fuertes de la vida, algunas veces se toman ganancias y en otras pérdidas, pero en el caminar de la fe, cada batalla es una victoria que nos ayuda a crecer espiritualmente. En otras ocasiones, la batalla más difícil que tenemos a diario es con nosotros mismos. Las batallas se repiten si no hemos aprendido lo necesario. Por último, no hay batallas eternas, todas ellas tienen su tiempo y su propio propósito.

El historiador Thomas Carlyle, lo definió muy bien cuando dijo: “El hombre ha nacido para luchar y se le define mejor diciéndole que es un guerrero nato y que su vida desde el principio hasta el fin no es sino una batalla”. Debemos recordar que las batallas no nos definen ni lo deciden todo porque nuestra identidad no esta basada en las circunstancias de la vida, sino en lo que somos como hijos de Dios. Entonces ¿cómo peleas tus batallas? La Biblia dice en Josué 1:9, “¿No te lo he ordenado yo? ¡Sé fuerte y valiente! No temas ni te acobardes, porque el Señor tu Dios estará contigo dondequiera que vayas” (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s