Amante de la Vida

Me levanté un día escribiendo esta frase: “Si uno le hace caso a las pequeñeces de la vida y ama los más mínimos momentos, la vida nos termina amando a nosotros”. Lo escribí después de ver a un niño incapacitado tratando de comerse un helado, quien con mucha dificultad pudo poner la cuchara en su boca, degustar el sabor del helado y después decir: ¡Qué delicioso! 

Aquello que parece simple para muchos de nosotros y que a veces lo tomamos a la ligera, no es el caso de otros donde lo simple es casi imposible. Lo que hacemos a diario con nuestro cuerpo como movernos, hablar, caminar, escuchar y demás, puede ser un milagro anhelado para muchos y una oración ferviente de todo corazón. En este contexto, todos somos un milagro andante. Todos tenemos mucho por lo cual estar agradecidos y mucho por lo cual amar la vida.

Deja de centrarte en lo que no tienes en la vida y ama lo que ya tienes. Valora los más mínimos momentos y disfruta de los milagros del día a día, no sea que la vida te los haga valorar de maneras inesperadas. ¡Ama la vida y lo que ella trae, pero sobre todo ama a Dios quien es el sustentador de la vida.   La Biblia dice en Proverbios 21:21,El que busca la justicia y el amor inagotable encontrará vida, justicia y honor” (NTV)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s