Desesperados

¿Cuántos nos hemos sentido desesperados por alguna situación en la vida? Nos sentimos desesperados por las circunstancias que no dependen de nosotros, por las relaciones que suelen ser desafiantes y conflictivas, por las condiciones alrededor nuestro, por alguna condición física, etc. La desesperación llega porque literalmente se hace difícil esperar cuando no se quiere, cuando no se puede o cuando no hay otra opción sino la espera.

Nuestra vida esta llena de cortas y largas esperas. Esperamos algo que siempre hemos anhelado y aún no ha llegado. Esperamos algo que siempre hemos necesitado y no hemos recibido. Esperamos cambios en otras personas o situaciones que parecen nunca llegar. Esperamos remuneraciones, ascensos, incrementos y muchas cosas más que aunque se avecinan, no parecen llegar. Sin embargo, el cúmulo de todo esto nos hace desesperarnos, angustiarnos y desestabilizarnos. 
Si te has sentido desesperado(a), confía en el Señor. Él es el único que te puede ayudar en tu larga espera. Él es el único quien puede hacer de tu espera algo que cobre significado, propósito y te proporcione un gran aprendizaje. ¡No te desesperes, sino que espera en el Señor! La Biblia dice en el Salmo 27:14,Espera con paciencia al Señor; sé valiente y esforzado; sí, espera al Señor con paciencia” (NTV) 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s