Sin Distracción

Fechas límite, presión, ansiedad y afán, ¿son estas algunas características en tu vida?, ¿estás inmerso(a) en una olla a presión que parece nunca detenerse? Las distracciones son parte del día a día, pero la presión urgente de las cosas que tenemos que hacer nos distrae de lo más importante. Dejamos de hacer lo prioritario por lo que dice ser urgente y lo esencial por lo primordial.

Las escuelas están llenas de niños y niñas que padecen de déficit de atención. Los adultos batallan para vivir una vida sin distracciones. Sin embargo, los afanes, las situaciones desafiantes e inciertas, las relaciones frustrantes, los problemas innumerables, las cuentas interminables, las cargas emocionales y las tragedias constantes se confabulan para robarnos la paz y distraernos de nuestro propósito.

Es imposible vivir sin distracciones, pero es posible manejarlas y, en algunos casos, hacer que trabajen a nuestro favor. Enfócate en los objetivos que te has propuesto, sé persistente, aprende de tus distracciones y regresa al camino de la Palabra de Dios, de la dependencia del Espíritu Santo y del poder en Cristo Jesús. Así podrás vivir en un mundo de distracciones, sin ser distraído.

La Biblia dice en Hebreos 12:2a, “Esto lo hacemos al fijar la mirada en Jesús, el campeón que inicia y perfecciona nuestra fe…” (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s