La Voluntad

Albert Einsten, reconocido científico dijo: “Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad”. Yo estoy completamente de acuerdo con él. Esta parte instintiva del alma es vital para el accionar del ser humano. En el alma tenemos: las emociones, los sentimientos y la voluntad. Sin embargo, cuando la voluntad se fortalece, esta suele controlar las emociones y los sentimientos porque las voluntades débiles se traducen en discursos, pero las fuertes, en actos.

La voluntad es alimentada por la confianza y la confianza por la seguridad en lo que Dios te ha dado y llamado a hacer. Si todos hiciéramos las cosas que somos capaces de hacer, literalmente nos sorprenderíamos. Todo radica en la voluntad ya que esta se malinterpreta. La voluntad no son las ganas, las emociones internas que nos mueven, ni las actitudes. La voluntad tiene que ver con la decisión interna de controlar lo que pensamos, lo que decimos y lo que hacemos. Tiene que ver con el dominio propio.

Ya que nuestra voluntad tiende a ser tan rebelde, ¿por qué no someterla a la voluntad de Dios? Te aseguro que el hacer Su voluntad le dará sentido a la nuestra.

La Biblia dice en el Salmo 143:10, “Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios. Que tu buen Espíritu me lleve hacia adelante con pasos firmes” (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s