La verdadera paz

Juan Pablo II dijo: “La paz es un don de Dios y al mismo tiempo, una tarea de todos”.

La gente cree y hace todo tipo de cosas para conseguirla, pero la verdadera paz del corazón solo se puede recibir como un regalo de Dios. La verdadera paz no depende exclusivamente de las circunstancias. La paz que este mundo ofrece parece llevar mucho esfuerzo, demasiado dinero y nunca resulta completa. El motivo es que dicha paz no llena nuestro ser interior.
El mundo necesita paz y seguridad, pero la paz de este mundo es débil y superficial. En cambio, la paz que Dios nos puede dar por medio de la oración es permanente y verdadera. Esta paz procede de una fuente sobrenatural y es más poderosa que las cosas de este mundo. Las personas agradecidas que oran a Dios regularmente, están llenas de pensamientos de paz, palabras de fe, entendimiento en su corazón y experimentan la protección de Dios.
La verdadera paz solo proviene de Dios, ¿la deseas?.

La Biblia dice en Filipenses 4:7, “Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús” (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s