Pasando Por Quebranto

El gran filósofo Plantón dijo lo siguiente: “Hay ocasiones en que es más ventajoso experimentar un quebranto que un lucro”. El quebranto es parte esencial de la vida. Cada cambio que experimentamos en la vida incluye una pérdida, porque renunciamos a algo antiguo para obtener algo nuevo. De hecho, no hay pérdida sin dolor y no hay dolor sin quebranto. El quebranto no es malo. Es la forma en que logramos las transiciones en la vida. Lo que es malo es el dolor de él sin procesarlo. Si no te afliges, te quedarás estancado emocionalmente y pasarás el resto de tu vida reaccionando a algo que sucedió hace mucho tiempo. ¡Eso no es saludable!

No todo lo que es útil y saludable te hará sentir bien. Muchas veces la única respuesta apropiada y lógica a la vida es el dolor por las pérdidas, las decepciones y el sufrimiento. Dios no espera que seas feliz todo el tiempo. Es más, Dios quiere que seas intencional con tu dolor ya que este es una elección. Los grandes momentos en la vida son usualmente precedidos por el quebrantamiento.

En conclusión, no hay dolor que puedas experimentar que Jesús no lo entienda. Él ha experimentado toda la soledad, toda la traición y todo el rechazo que posiblemente podamos vivir. La buena noticia es que Él vino a sanar nuestros corazones. Así que cuando estás pasando por un quebrantamiento, acércate a Dios. Él puede restaurarte. La Biblia dice en el Salmo 34:18, “El Señor está cerca de los que tienen quebrantado el corazón; Él rescata a los de espíritu destrozado” (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s