No Hay Nadie Como Tú

Recuerdo en mis años de seminarista el siguiente canto que entonábamos cada vez que uno de nosotros cumplía años. El canto dice lo siguiente: “Sabías que eres especial, sabías que tienes un lugar allá en el cielo. No hay nadie como tú, tan especial, con tus defectos y cualidades, como tú no hay”. Las expresiones que usábamos cuando decíamos “defectos y cualidades” mostraban que la persona tenía pocos defectos y muchas cualidades. Aunque la canción parezca un poco cómica y hasta infantil, nos habla de una gran verdad. Habla de la “unicidad” con la que Dios nos creó y Su propósito para cada uno de nosotros.

Dios, en Su infinita bondad nos ha diseñado exclusivamente y particularmente. Este diseño es especial al ser únicos. Lo podemos ver en las piezas de arte que son únicas y en el valor exorbitante que estas tienen. En cierta instancia, tú y yo somos una pieza de arte de Dios. Él soñó en formarnos como somos para un plan único, un propósito especial y una meta final. Somos la culminación de Su máxima expresión de amor.

De modo que cada vez que te sientas desanimado o tiendas a comparte con los demás, recuerda que “eres único para un propósito único que nadie podrá hacer por ti”. La Biblia dice en el Salmo 139:13-14, “Tú creaste mis entrañas; me formaste en el vientre de mi madre. ¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien!”, (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s