Impaciencia

Hace algún tiempo que un gran amigo compartió conmigo la siguiente frase mientras esperábamos por un largo tiempo: “La paciencia es la fortaleza del débil y la impaciencia la debilidad del fuerte”. De modo que si crees ser fuerte, una de tus debilidades puede ser la impaciencia. Muchas personas piensan que la paciencia es la capacidad de esperar, pero la paciencia tiene que ver en cómo nos compartamos mientras esperamos. ¿Has visto como se comportan las personas impacientes? Desde el niño que no se puede esperar hasta el final de la fiesta para abrir su regalo de cumpleaños, como el adulto que espera en una interminable fila de carros para pasar un puente o entrar a un lugar en particular. Todos, sin excepción, hemos tenido momentos donde la impaciencia nos colma y tendemos a desesperarnos.

La paciencia es entonces una virtud, pero la impaciencia es una debilidad. Como dicen por ahí: “La paciencia no es la capacidad de esperar, sino la habilidad de mantener una buena actitud mientras esperas”. La impaciencia nos aparta de Dios. Pensamos que Dios no nos escucha, que no está presente y que no es nada benevolente. Pensamos que debe actuar en nuestro tiempo y de acuerdo a nuestra manera. Entonces, cultivemos la paciencia y dejemos a un lado la impaciencia. La Biblia dice en Colosenses 1:11, “11 También pedimos que se fortalezcan con todo el glorioso poder de Dios para que tengan toda la constancia y la paciencia que necesitan. Mi deseo es que estén llenos de alegría” (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s