Compromisos

Compromisos, compromisos y más compromisos. Parece ser que nuestras agendas están cada vez más llenas y nuestras vidas más ajetreadas corriendo de aquí para allá, de un lado hacia el otro. Por más de que tratemos de cumplir con todos los compromisos, sentimos que no podemos cumplir con todo. Pero, ¿a qué se debe este sentimiento?

Una de las enfermedades psico-emocionales del siglo XXI se le atribuye al estrés y uno de los factores que producen más estrés en el ser humano son la acumulación excesiva de compromisos que producen ansiedad, preocupación, cansancio físico y emocional. Un consejo práctico y simple es examinar nuestros compromisos haciéndonos las siguientes preguntas: ¿Cuáles de estos son vitales y esenciales? ¿Cuáles son urgentes e importantes? ¿Cuáles pueden esperar y de cuáles se puede desistir?

Hay un compromiso que es vital y del cuál nunca debes desistir. Este compromiso es tu relación con Dios. Si tu compromiso con Dios está bien, se notará en los demás compromisos que tienes en tu vida. Pero, si tu compromiso con Dios es débil, entonces, muchos de tus otros compromisos serán afectados. ¿Estás comprometido(a) con Dios? La Biblia dice en Deuteronomio 6:5, “5 Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas” (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s