Liberando El Alma

Jimi Hendrix dijo: “Con el poder del alma cualquier cosa es posible”.

El alma es la habitación de nuestros sentimientos, emociones y voluntad. Sin embargo, el alma es también prisionera de resentimientos, amarguras y raíces muy profundas que afectan nuestro accionar y nuestro vivir. La pregunta que surge es ¿qué hacer para que Dios restaure nuestra alma?

Primero, confía en el buen pastor para perdonar tus pecados. Aunque somos destituidos de la gloria de Dios por nuestros pecados, también somos justificados por medio de Cristo Jesús. En segundo lugar, libera a tus ofensores y enfócate en el futuro. Es decir, tu alma no puede ser restaurada hasta que dejes ir el resentimiento. La Palabra de Dios nos anima a “abandonar toda amargura, ira, enojo, gritos y calumnias y toda forma de malicia” (Efesios 4:31). Por último, únete a Jesús para que Él lleve tus cargas. Cuando estás unido a Jesús, no tienes que soportar tu carga solo. La Escritura lo dice claramente: “Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso” (Mateo 11:28, NVI).

Recuerda que Dios está atento para restaurar al quebrantado de corazón. Acércate a Él. La Biblia dice en Isaías 41:13, “Porque yo soy el Señor tu Dios, que sostiene tu diestra, que te dice: No temas, yo te ayudaré” (NTV)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s