El Poder de Decir No

¿Cuantas veces has luchado con decir NO? Yo no creo que soy el único que sufre con eso pero muchas veces tengo un grave problema con decir NO. Aunque esta palabra es aprendida desde los primeros años del desarrollo humano, se hace más complicada el pronunciarla en momentos claves de nuestra vida en la edad adulta.

Al pronunciar un “no”, accedemos a un “si” y al pronunciar un “si” accedemos automáticamente a un “no”. Parece paradójico pero así es. Sin embargo, hay muchas cosas a las cuales debemos decir no. Por ejemplo, a las cosas que dañan nuestro cuerpo, a las relaciones tóxicas, a los lugares indebidos, a las cosas que inapropiadas. En fin, debemos decir, “no”, al pecado. A todo lo que nos hace errar el blanco. Debemos tomar una decisión de “no contaminarnos” como lo hizo Daniel en la Biblia (Daniel 1:8).

Piensa en la lista a la cual debes decir no hoy. Podría ser un no a la tristeza, un no al dolor, un no a la amargura, un no al maltrato, un no al chisme, o un no a una relación tormentosa. En fin, solo Dios y tu saben a que tienes que decir NO. Es una simple palabra pero a su vez muy profunda. Es mejor decir un no ahora, que experimentar un no por siempre por una mala decisión. La Biblia dice, “Simplemente di: Sí lo haré, o no lo haré. Cualquier otra cosa proviene del maligno”, (Mateo 5:37, NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s