Matándonos La Cabeza

Una vez leí esta frase que es muy cierta: “Deja de matarte la cabeza en todo lo malo que pueda pasarte y empieza a enfocarte en todo lo bueno que Dios esta a punto de darte”. Que frase tan cierta, ¿verdad? A veces solo nos matamos la cabeza pensando en todas las dificultades, adversidades, desafíos y problemas que estamos atravesando. Pensamos en un sinfín situaciones que nos agobian, que nos roban el gozo y que nos matan nuestra motivación.

¿Por qué siempre pensamos en todo lo malo? Parece ser que la preocupación es el pan de cada día. Si lo es, ¿qué hacemos al respecto? ¿Alimentamos dichos pensamientos o los reemplazamos con otros más? El preocuparnos de más es irracional, inefectivo e infructuoso. Como alguien bien lo dijo: La preocupación es como la silla mecedora, te mantiene ocupado, pero no te lleva a ninguna parte. También, la preocupación no quita los problemas del mañana, al contrario, nos quita la fuerza del hoy.

De modo que, no te mates la cabeza con pensamientos y preocupaciones. Este es un trabajo poco provechoso, engorroso y para nada recompensado. La Biblia dice en Filipenses 4:8, “Concéntrense en todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo bello y todo lo admirable. Piensen en cosas excelentes y dignas de alabanza”, (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s