Posición Cambia Situación

Una señora enviudó joven con cuatro hijos y muchas deudas que le había dejado su esposo. En el desespero para salir adelante, comenzó a hacer arepas y a venderlas para traer sustento a sus hijos. Un día, un tío le dio un buen consejo. Le dijo que fuera en su carro, le compró ropa profesional y elegante, le prestó su celular y le dijo que saliera a presentar sus arepas a las tiendas de grandes cadenas como una micro-empresaria.

Al entrar en dichas tiendas, los gerentes salían a atenderla pensando que era alguien que venía a inspeccionar la salubridad del negocio. Ella con firmeza y seguridad ofrecía sus arepas como empresaria cuando lo que tenía era un molino, una libra de maíz y muchas ganas. Esto hizo por algunos días, hasta que un gerente le dijo: “tráigame 1,500 arepas pre-cocidas para mañana”. A lo cual ella pidió un plazo de una semana diciendo que tenía que trabajar en otros pedidos. Llegó a casa, se cambió y trabajó incansablemente convirtiéndose en una empresaria que ya no tiene carro prestado, ni celular prestado. Su posición, cambió su situación. Lo mismo pasa con los creyentes.

Nuestra posición de hijos de Dios ha cambiado nuestra situación. ¿Vivimos como tal? La Biblia dice, “Ya que han sido resucitados con Cristo, pongan la mira en las verdades del cielo, donde Cristo está sentado en el lugar de honor, a la derecha de Dios”, Colosenses 3”1, NTV

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s