Prueba

“Una vida que no es probada es una vida que no puede ser confiada”. Las pruebas existen para probar quienes somos realmente. Las pruebas nos frustran, nos cansan y nos hacen dudar. Sin embargo, al salir de las pruebas experimentamos gozo, descanso, fortaleza y confianza para seguir adelante. Las pruebas son indispensables y necesarias para el ser humano. Las pruebas son salones de enseñanzas que nunca se olvidan y se convierten en el fundamento donde se puede construir más ricamente.

Así como el oro es pasado por el fuego para ser probado sin perder su valor, nosotros también pasamos por las pruebas para demostrar de qué realmente estamos hechos. Las pruebas purifican, depuran y hacen de cada persona alguien mejor. Al igual que un billete puede ser pisoteado, mojado, arrugado y maltratado sin perder su valor, los seres humanos, aunque seamos probados, no perdemos nuestro valor.

Así que las pruebas son parte del plan de Dios para hacernos más como Él quiere y servirle mejor en el lugar que Él quiere. De modo que, abraza tus pruebas, ellas suelen ser parte del diseño de Dios para ti. La Biblia dice en Santiago 1:2-3, “Amados hermanos, cuando tengan que enfrentar cualquier tipo de problemas, considérenlo como un tiempo para alegrarse mucho porque ustedes saben que, siempre que se pone a prueba la fe, la constancia tiene una oportunidad para desarrollarse” (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s