La Culpa

Leí la siguiente frase en la sala de espera al esperar en una cita: “El sentimiento de culpa nos impide ver las cosas con claridad”. Cada uno de nosotros ha experimentado el sentimiento de culpabilidad. ¡Nadie hace todas las cosas bien! Por ejemplo, herimos a otras personas y actuamos de manera egoísta. Muy frecuentemente decimos las cosas menos amables a las personas que más amamos. Justamente como no podemos esconder nuestros pecados ante Dios, tampoco podemos esconder de Él nuestra culpabilidad.

No obstante, solamente una cosa funciona para deshacerte de la culpa: “Confesar tus pecados y confiar en el perdón de Dios”. La palabra confesión en el griego es homologeo. Homo significa el mismo. Logeo significa hablar. Así que confesión significa “estar de acuerdo con Dios”. Es decirle a Dios: “Tú estás bien, Dios. Yo estoy equivocado.” Jesús toma todas tus culpas, las perdona y las carga sobre Él mismo.

Si tú no te sientes perdonado, significa que no comprendes por completo la bondad de Dios. Cuando Jesús murió, Él cubrió todos tus pecados, los lanzó a la profundidad del océano y puso un letrero que dice: “No pescar”. Si tú has confesado tus pecados ante Dios ¿por qué los sigues arrastrando cuando Dios ya se olvidó de ellos? La Biblia dice en Isaías 53: 5-6, “Él fue traspasado por nuestras rebeliones, y molido por nuestras iniquidades . . . Todos andábamos perdidos, como ovejas; cada uno seguía su propio camino, pero el Señor hizo recaer sobre él la iniquidad de todos nosotros” (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s