Conchas En El Mar

La naturaleza nos enseña grandes lecciones acerca de la vida. Una simple caminata por la playa nos muestra la grandeza del imponente océano creado por Dios. Las grandes olas y los vientos impetuosos crean un ruido espectacular que con solo cerrar los ojos producen un sentimiento de tranquilidad indescriptible. Una de las cosas increíbles que se puede observar al caminar sobre la arena son los residuos e innumerables conchas y caracoles marinos que son expulsados hacia la arena. Algunos de estos caracoles tienen hermosos diseños llenos de diferentes colores y formas. 

Lo interesante es que muchas de las conchas no tienen ese color adentro del agua ni se miran de la misma manera. Cuando el organismo interior muere, las olas del mar suelen expulsarlas en ciertas temporadas del año. Todas estas moléculas internas van creciendo y creando la belleza exterior de las conchas que vemos en la arena. Algunas de ellas lucen mucho más hermosas a la luz del sol y estando muertas, ¿por qué? Porque hay belleza aún en la muerte de estos seres vivientes. 

Un simple ejemplo de la naturaleza nos puede enseñar que “a veces es bueno morir para mostrar lo mejor de nosotros”. ¿A qué debemos morir aunque estemos vivos? Qué tal si morimos a nuestro egoísmo. Al igual que las conchas, luciríamos relucientes aun en medio de la arena de la vida. 

La Biblia dice en 2 de Corintios 4:11, “Es cierto, vivimos en constante peligro de muerte porque servimos a Jesús, para que la vida de Jesús sea evidente en nuestro cuerpo que muere” (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s