Frustración

¡Estoy frustrado! es una expresión muy común en nuestros días que desde los niños más pequeños hasta los adultos mayores usan constantemente. Algunos se levantan y acuestan frustrados, en cambio, otros trabajan a toda costa para evitar la frustración. Se sabe que la vida muchas veces es desafiante y provoca frustraciones, pero no debemos navegar siempre en el océano de la frustración ya que su raíz esta conectada con una actitud profunda de nuestro corazón. 

La frustración es una típica respuesta emocional que manifestamos los seres humanos cuando se produce el fracaso de un deseo o esperanza. Es un sentimiento de negatividad producido por la insatisfacción. Las frustraciones pueden ser internas causadas por tus propios sentimientos, o externas, causadas por situaciones que están fuera de tu control.

Cualquiera y sea la causa o raíz de tus frustraciones, entrégaselas diariamente al Señor. Él desea cargar con el peso que tu no le quieres entregar y aliviar todas tus frustraciones. La Biblia dice, “Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso”, (Mateo 11:28, NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s