Rechazo A Lo Mejor

“Muchas veces rechazamos lo mejor por mantener lo bueno”. Esto es parte de nuestra naturaleza humana que tiende a rechazar aquello que es mejor. Esto comenzó en el huerto del Edén, cuando Satanás tentó a Eva para que se rebelara en contra de Dios y ejerciera su derecho de determinar su propio camino. Desde entonces, hemos estado siguiendo nuestros deseos basados en nuestro propio interés.

Tal razonamiento egocéntrico se basa en tres conceptos erróneos. Primero, no entendemos quién es Dios. Él es el divino creador del universo y el gobernante soberano de todo lo que hay en el cielo y en la tierra. Él nos redimió del pecado con la sangre preciosa de Su Hijo. En otras palabras, nos compró de la esclavitud del pecado. De esa manera, nos convertimos en Sus siervos, que le servimos por amor y gratitud. En segundo lugar, no entendemos porqué estamos aquí. Fuimos creados para adorar y servir a Dios. Este es nuestro destino y la manera como lo glorificamos. Tercero, no entendemos el gran propósito de Dios en el mundo. Él está edificando Su reino y nosotros hemos sido comisionados para participar en este proceso, ministrándonos unos a otros y proclamando el evangelio tanto cerca como lejos.

El no servirle a Dios es rechazar una vida gratificante y de bendición. Perderemos más si seguimos nuestro camino egoísta y sin propósito. La Biblia dice en el Salmo 37:23, “El Señor afirma los pasos del hombre cuando le agrada su modo de vivir” (NVI).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s