Manejando Tus Deudas

Thomas Carlyle dijo: “Solo hay dos medios de pagar las deudas: por el trabajo y por el ahorro”. Dios espera que cualquiera que tome dinero prestado sea respetuoso con su prójimo y le pague con diligencia. Al retener lo que se debe legítimamente, somos culpables de robar al prestamista, lo que puede influir en nuestro testimonio para Cristo. Dado que el incumplimiento de un préstamo es grave y puede arruinar las relaciones, debemos salir de las deudas de manera responsable y no endeudarnos.

Tal vez te encuentres en esta situación. Pero, por desalentadora que parezca la tarea de reducir tus deudas, Dios quiere que seas libre de ellas y te mostrará el camino. Sin embargo, por lo general no es una solución rápida, sino un enfoque lento y constante que te preparará para que evites endeudarte en el futuro. Reconoce que no has sido un buen administrador de tu dinero, comprométete a hacer cambios que signifiquen un sacrificio y trabaja para llegar a tu meta. Pero sobre todo, confía en el Señor, pues Él será fiel.

¿Te parece que tu montaña de deudas es más grande que tu Padre celestial Todopoderoso? Quienes acuden a Dios con arrepentimiento y entrega, les dará los recursos necesarios, así como la perseverancia para pagar lo que adeudan. La Biblia dice en Romanos 13:8, “8 No deban nada a nadie, excepto el deber de amarse unos a otros. Si aman a su prójimo, cumplen con las exigencias de la ley de Dios” (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s