Puro Corazón

Hay personas que podemos describir como dice el dicho: “Son puro corazón”. Mi amigo Harvey Mutz era una de estas personas. Su fe, ejemplo, sabiduría y manera de servir a Dios aún de las formas más simples son solo unas de las muchas características que lo hacían una persona que sabía amar a Dios y a los demás. Su premisa de vida era vivir un día a la vez a la luz de la eternidad. Una de sus frases célebres que constantemente compartía era: La vida es corta, esta termina antes que comience. ¿Vivimos de esa manera? ¿Vivimos un día a la vez?

No hay manera que podamos vivir un día a la vez sin el temor al mañana y sin los pesares del ayer a no ser que tengamos una relación con Jesús. Él es nuestra fuente diaria de regocijo, de sustento y de aliento. No hay nadie que pueda ministrar nuestro corazón con paz, tranquilidad y contentamiento sino Jesús. Él es la roca inconmovible en la cual podemos construir. Él es nuestra fortaleza. Él es quien nos proporciona sabiduría y entendimiento. Él es quien nos da esfuerzo y nos multiplica las fuerzas. 
¿Deseas ser una persona de puro corazón? Entrégale tu corazón a Jesús. La Biblia dice en Ezequiel 11:19, “19 Les daré integridad de corazón y pondré un espíritu nuevo dentro de ellos. Les quitaré su terco corazón de piedra y les daré un corazón tierno y receptivo” (NTV)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s