Algo grande es algo pequeño

En la vida lo más grande surge a veces de lo más pequeño, porque todo el mundo trata de realizar algo grande sin darse cuenta de que la vida se compone de cosas pequeñas. La vida está llena de pequeños tiempos de quienes suelen aprovecharlo. Es en las pequeñeces de la vida que se encuentran las más grandes lecciones y los mejores sucesos que nos llenan de propósito y de significado.

En otras palabras, si no puedo agradecer lo pequeño, tampoco podré agradecer lo inmenso, porque lo inmenso está hecho de pequeñeces. Así que piensa en las pequeñeces de la vida que te hacen muy feliz. Por ejemplo, piensa en los cortos momentos pero grandes momentos compartidos con los que más quieres. Piensa en las pocas palabras que surgieron un efecto eterno en ti. Piensa en las cortas acciones que te han hechos feliz y en los actos que quisieras que se convirtieran en una eternidad. Piensa en los recuerdos más gratos y te darás cuenta que están llenos de pequeños momentos que se han vuelto inolvidables. Piensa en la brevedad de lo que tiene tanto valor para ti y en los pequeños momentos que ya no se pueden vivir porque las personas ya no están allí. Piensa en los momentos más gratos y en tus más profundas desgracias, todas y cada una de ellas se han compuesto de pequeños momentos.

De modo que, entrega todos tus momentos a Dios, aprecia los pequeños momentos y disfruta la plenitud de vida que Él ha prometido darte. La Biblia dice en Eclesiastés 3:11a, “ Sin embargo, Dios lo hizo todo hermoso para el momento apropiado” (NTV)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s