Frustración

¿Te has frustrado alguna vez por algo simple que se complicó en sólo un momento? ¿Te has frustrado por algo que pensabas y saldría de cierta manera, pero resultó saliendo de otra? ¿Te has frustrado tanto que tu ánimo ha sido alterado, tus emociones han sido descontroladas y tu aspecto físico ha sido desmejorado? Creo que todos sin lugar a duda hemos pasado por estos episodios de frustración que suelen ser una parte desagradable en nuestra vida. 

Piensa en lo que te frustra y en las razones que suelen hacerlo. Piensa en las frustraciones que han sido provocadas por otros, por las circunstancias o por ti mismo. Piensa en las frustraciones que han sido inevitables y en otras que te hubieras podido evitar. Alguien dijo que nos frustramos de más, porque siempre queremos de más. ¿Será esta una razón real? La verdad es que hay frustraciones con razón justa y otras que nosotros gestionamos por nosotros mismos. 

¿Qué podemos hacer? Al igual que el salmista en la Biblia debemos entregarle todas nuestras emociones de frustración y descontento a Dios. Él puede controlar nuestras emociones, canalizar nuestros sentimientos y enseñarnos a vivir cada día con perspectiva en la eternidad. Así que, no te frustres tanto y entrégale hoy todas tus frustraciones a Dios. Él las cargará por ti.   La Biblia dice en Mateo 11:28, “Luego dijo Jesús: «Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso” (NTV) 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s