Sin La Constancia

La constancia marca la diferencia. Alguien dijo que no es la fuerza, sino la perseverancia de los altos sentimientos la que hace a los hombres superiores. La constancia lo alcanza todo sin prisa, pero también sin descanso. En muchas ocasiones dedicarse constantemente a una misma cosa vence con frecuencia al talento y al arte. No obstante, el que no es constante, es poco exitoso en la vida. 

Hay miles de personas talentosas, pero poco constantes y no se puede contar con ellas. Por otro lado, hay muchas personas exitosas, pero no tan talentosas. ¿Cuál es la diferencia? La diferencia es la constancia con la que pueden afrontar y enfrentar las cosas. La constancia es la virtud por las que todas las cosas dan fruto. De modo que si deseas que algo crezca y de fruto, debes ser constante, ya que la constancia marcará la diferencia. 
Medita en lo siguiente: ¿En qué áreas de tu vida necesitas ser más constante? ¿Cómo puedes ejercitar la constancia para llegar a cumplir el propósito que Dios tiene preparado para ti? Hoy podemos decidir ser más constantes esperando cosas grandes de parte de Dios, aprendiendo en los aciertos y desaciertos de la vida, pero siempre con la fe enfocada sabiendo que lo mejor está por venir. La Biblia dice 1 Corintios 15:58, “Por lo tanto, mis amados hermanos, permanezcan fuertes y constantes. Trabajen siempre para el Señor con entusiasmo, porque ustedes saben que nada de lo que hacen para el Señor es inútil” (NTV)   

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s