Lo Lamento

“Lo lamento mucho”, son las palabras que usualmente escuchamos de otras personas para consolarnos por alguna pérdida que hayamos tenido. Lo lamento mucho demuestra compasión, empatía, sinceridad y vulnerabilidad. Lo lamento mucho muestra que nos importan los sentimientos de los demás y no necesariamente nos centramos en los nuestros. Lo lamento mucho puede ser también una frase de cliché, pero nos quita el enfoque en nuestro lamento y lo pone en los demás. 

Ahora, ¿de qué te lamentas constantemente? ¿Cuál es la razón de tu lamento? ¿Lo es una oportunidad perdida, una situación fuera de tu control, una relación desafiante, una decisión frustrante o una realidad que tiende a desanimarte? ¿Cuál es la razón de tu lamento? ¿Lo es la inconformidad por algo no alcanzado o por el tiempo no bien administrado? ¿Lo es una consecuencia que estás enfrentando o una circunstancia por la cual vale la pena lamentarse?

Cualquier y sea tu razón de lamento, Dios la conoce. Es más, tu lamento puede ser convertido en gozo sobre todo si tu enfoque no es en ti mismo, sino en los demás. La Biblia dice en el Salmo 30:11,Tú cambiaste mi duelo en alegre danza; me quitaste la ropa de luto y me vestiste de alegría” (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s