La vida es buena

¡Qué bonita es esta vida! Es una frase que he escuchado en canciones, que he leído en poemas y que la he dicho personalmente. La vida es bella y buena cuando entendemos que cada circunstancia que vivimos es parte de una gran travesía de y una jornada en la cual aprendemos constantemente. La vida es buena porque aunque nosotros no seamos completamente buenos, hemos sido recipientes de bondad. 

La vida es buena con sus altos y bajos, con sus desafíos más constantes y con las batallas más frustrantes. La vida es buena porque está llena de colores, de sabores y sin sabores. La vida es buena porque hay personas lindas, personas conflictivas, personas excéntricas y personas en las cuales se puede confiar. La vida es buena porque está llena de frustraciones, de pruebas y vicisitudes, pero también está llena de alegrías, victorias y gratas conquistas. 

La vida es aún más buena cuando hemos aprendido de las experiencias de otros, las cuales no nos cuestan. La vida es buena cuando aprendemos de los errores, de las angustias, de las enfermedades y de las constantes preocupaciones. La vida es aún más buena cuando encontramos el propósito para el cual fuimos creados y así poder servir a los demás. Sobre todo la vida es muy buena cuando encontramos a Jesús, ¿lo has encontrado? La Biblia dice en 2 Corintios 5:7, “porque por fe andamos, no por vista” (RV1960).  

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s