Desánimo

Te has tomado el tiempo de evaluar de cerca la palabra “desánimo”. El centro y corazón de la palabra desánimo es la palabra “ánimo”. Es así como el desánimo se convierte en la ausencia del ánimo. Cualquier persona que ha experimentado el desánimo sabe que el ánimo es exactamente lo que les falta.

Pero el ánimo no es un sentimiento que esperamos y algún día aparezca. El ánimo viene de la raíz de la palabra “valor”. Es decir, de la valentía. De modo que el ánimo proviene en su manera más simple de la confianza que tenemos en Dios y de los dones y regalos con los que nos ha colmado. Él nos ha dado fuerza, habilidades, sabiduría, talentos y lo más valioso que es Su presencia. La Biblia está llena de razones por las cuales los Hijos de Dios deben estar animados y no desanimados.

Puedes construir el valor y el ánimo con la confianza absoluta en Dios y en Su Palabra. Él es fiel, bueno, justo, fiel y amoroso. Cobra valor en quien es Él y te darás cuenta de que lo que no eres, puede ser suplido por lo que Él es. ¿Estarás dispuesto en hacerlo? La Biblia dice, “Espera con paciencia al Señor; sé valiente y esforzado; sí, espera al Señor con paciencia”, (Salmo 27:14, NTV).

— Dr. Rolando D. Aguirre

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s