Por primera vez

¿Te acuerdas del sentimiento que has tenido cuando haces algo por primera vez? Desde niños las primeras palabras, los primeros pasos, el primer día en la escuela, los primeros amigos, la primera participación en público, el primer amor, el primer trabajo, la primera decepción, etc. Existe un sentimiento implícito en la novedad. Al crecer, aumentan cada vez más las expectativas y el grado de dificultad suele incrementarse. Lo que antes era simple y novedoso, ahora parece complejo y dificultoso.

En especial hay dos características fundamentales que se experimentan cuando haces algo por primera vez. La primera es un sentido de satisfacción y plenitud por la tarea realizada. La segunda es un sentimiento de frustración y negatividad a lo ya experimentado. En otras palabras, nuestra mente lo registra como un buen episodio o como un lapso traumático que no queremos volver a repetir. Nuestra capacidad de decisión y el libre albedrío nos hace tomar decisiones correctas y erráticas de las cuales aprendemos diariamente. Sin embargo, cuando lo que se hace por primera vez se logra conectar con un sentido de plenitud, se vuelve a repetir cuantas veces y sea posible como si fuera la primera vez.

Así que ríe, ama, trabaja, desafíate, y entrega el todo de sí como por primera vez. Dios restaura lo que pasó, bendice lo que pasa y estará a cargo de todo lo que pasará. La Biblia dice en 1 Corintios 16:13, “Estén alerta. Permanezcan firmes en la fe. Sean valientes. Sean fuertes”, (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s