Sin anestesia

“Así, sin anestesia”, es una de las expresiones que escuchaba comúnmente cuando estaba pequeño. Lo que quiere decir es, “dímelo directamente aunque duela, sin rodeos ni vueltas por más difícil que sea”. ¿Te han dado noticias sin anestesia? Por ejemplo, la muerte de un ser querido, la pérdida de un negocio o una ruptura emocional. Creo que todos hemos recibido noticias sin estar preparados para que nos duela menos, es decir, sin anestesia.

La vida está llena de momentos “sin anestesia”. Tenemos que enfrentar desafíos y situaciones sin mucha preparación. Nos enteramos de noticias que no esperábamos. Nos informamos de eventos trágicos. Nos vemos afectados por enfermedades que producen dolor. Nos vemos incluidos en situaciones que quisiéramos haber evitado. Nos vemos obligados a decir cosas que no quisiéramos decir y frecuentar lugares que quisiéramos haber evitado. En otras palabras, la vida esta llena de situaciones de dolor, pena, y desesperanza.

Entonces, ¿cómo vivir una vida sin anestesia? Dios diseña estos momentos sin anestesia para que después se conviertan en la anestesia que necesitamos para enfrentar lo que se nos presente por delante. Es decir, el haber pasado por algo fuerte y doloroso se convierte en el mismo antídoto para sobrepasar el dolor en un futuro. Esta transformación solo la puede hacer Dios. Él es experto en esto. La Biblia dice en Juan 16:20b, “…Ustedes se lamentarán, pero su dolor se convertirá de pronto en una alegría maravillosa”, (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s