Sueños Incumplidos

Muchas personas han escuchado el discurso que dio el Dr. Martin Luther King Jr. en Washington, D.C, en 1963. En ese discurso, él declaró una y otra vez su famosa frase, “yo tengo un sueño”. Desafortunadamente su sueño se convirtió en una pesadilla cuando su misma vida le fue cortada. Sin embargo, ese sueño sigue moviendo a los Estados Unidos hacia la realidad de la igualdad racial.

Cuando los sueños parecen ser cortados, tenemos dos opciones: retirarnos en desánimo y desesperanza o el levantarnos a soñar de nuevo. Un sueño que vale la pena soñarse una vez, vale la pena soñarlo, dos, tres o hasta 100 veces. Los profetas bíblicos, hombres y mujeres tuvieron grandes sueños dentro del plan de Dios. Tu y yo también los podemos tener.

Continúa soñando y escuchando el llamado de Dios y Su voz en tu vida. Ten por seguro que Él tiene grandes planes para tu vida y puede hacer que tus sueños se conviertan en realidad. Así que no dejes de soñar en la voluntad de Dios para tu vida. La Palabra de Dios dice, “Y haré maravillas arriba en los cielos y señales abajo en la tierra… (Hechos 2:19, NTV)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s