La Envidia

Hay un dicho que dice, “la envidia es mejor despertarla que sentirla”. Médicos han dicho que muchas veces las úlceras son provocadas por la inflamación del hueso llamado: si tuviera lo del otro. Aunque parece cómico, es real. La envidia es ladrona de la felicidad y destructora de las relaciones. Cuando nos enrojecemos de “envidia”, estamos listos para permanecer en problemas.

La Biblia tiene una solución para la envidia. El Señor Jesús nos dice, “ama a tu prójimo como a ti mismo” (Mt 22:39b – NTV). Pero esa solución tan simple es difícil de aplicar. Vivir libres de la envidia y de los celos parece anticuado en estos tiempos, pero no es anticuado para Dios. En la Biblia puedes descubrir cómo Dios puede amar a otros a través de ti. ¡Puedes disfrutar de una vida sin envidias y celos y también sin úlceras!

Deja que Dios te enseñe al alegrarte del éxito de otros y al celebrar las bendiciones de tu propia vida. La Biblia dice en 1 Juan 4:7-8b, “queridos amigos, sigamos amándonos unos a otros, porque el amor viene de Dios. Todo el que ama es un hijo de Dios y conoce a Dios…porque Dios es amor” (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s