¿Por Qué Nos Gusta Cargar Basura?

Hay personas que son frenéticas con la limpieza. Se les llama comúnmente “germofóbicos”. Son aquellos que tienen que tener todo limpio y aún cuando está todo limpio, quieren seguir limpiando. Se reconocen por llegar a un lugar y en vez de hacer contacto visual con las personas, tienen un detector de bacterias incorporado en sus ojos. Son aquellos que cargan diferentes tipos de actibacteriales y cuando ven alguna promoción de estos productos, compran algunos como para todo un año. Son obsesivos y compulsivos con la limpieza.

Pero, ¿son también así de intensos con limpiar su alma? Es decir, ¿son propensos a limpiar sus sentimientos, emociones y voluntad de cualquier raíz de amargura o suciedad? Desafortunadamente, no todos estos “germofóbicos” son intencionales con limpiar su corazón con la misma intensidad. Tienen una obsesión por limpiar todo menos por limpiar lo que está adentro de ellos mismos. Te recomiendo algo: seas bueno con la limpieza corporal o no, limpia tu corazón y no acumules basura allí. Será tóxico para tu vida y para quienes te rodean. Si no puedes hacerlo, deja que Dios lo haga por ti. Él es experto en limpiar corazones y en dejarlos como nuevos.

La Biblia dice en Isaías 1:18b, “…Aunque sus pecados sean como la escarlata, yo los haré tan blancos como la nieve. Aunque sean rojos como el carmesí, yo los haré tan blancos como la lana” (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s