Unicidad

Según el Libro Mundial de Hechos (World Fact Book) de la CIA en el 2017, la población mundial oscilaba alrededor de 7,400 millones de personas. Cabe mencionar que dicha población sigue aumentando gradualmente año tras año. Lo impresionante es que aunque hayan diferentes razas, lenguas y culturas en los cinco reconocidos continentes, no hay ninguna persona que sea igual que otra. Pueden haber gemelos y mellizos, pero no hay nadie que sea exactamente igual.

Esto nos habla del principio de la unicidad. Cada uno de nosotros somos diseño exclusivo, versión única y distintiva con el sello impregnado de nuestro Creador, Dios. Tenemos la marca divina. Tenemos la huella de Dios en cada uno de nosotros. Somos creación divina y resultado de la creatividad de Dios. ¿No te impresiona el ser único e irrepetible? No ha habido, ni habrá nadie como tú. Dios te ha diseñado para que cumplas un propósito para este tiempo y en esta generación. Nadie lo puede hacer por ti. Es un llamado individual.

Así que, acepta el diseño de Dios para ti. Descubre el propósito de dicho diseño y sirve a otros como nadie más lo podrá hacer. La Biblia dice en Efesios 2:10, “Pues somos la obra maestra de Dios. Él nos creó de nuevo en Cristo Jesús, a fin de que hagamos las cosas buenas que preparó para nosotros tiempo atrás”, (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s