Descansar

¿Para qué descansar? Es una de las preguntas con la que respondo satíricamente al excusarme de mis excesos en el trabajo y el poco descanso. La verdad es que desde pequeño he sido una persona de mucha actividad y poco descanso. Desde entonces, mi papá jocosamente me llama “El ejecutivo”. Sin embargo, a través del tiempo, he aprendido a “la brava”, como dicen, que el descanso es necesario e indispensable para la salud. La Biblia está llena de instrucciones sobre el descanso y la recreación. De hecho, es tan importante que Dios lo plasmó en los diez mandamientos. Es más, después de haber terminado la creación, Dios mismo pausó el séptimo día para descansar. No lo hizo porque estuviese cansado, sino para ejemplificar lo importante que es el descanso.

Jesús dijo en Marcos 2:27 “El día de descanso se hizo para satisfacer las necesidades de la gente, y no para que la gente satisfaga los requisitos del día de descanso” (NTV). En otras palabras, Dios creó esta idea de que tomes un día libre para restaurarte, adorarle, meditar y seguir adelante. Es un principio para tu propio beneficio y para no desgastarte. Es bíblico, provechoso y saludable. La Biblia dice en Éxodo 34:21: “Tienes seis días en la semana para hacer tu trabajo habitual, pero el séptimo día dejarás de trabajar, incluso durante la temporada del arado y de la cosecha” (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s