¿Dónde Está El Problema?

El famoso científico Albert Einstein dijo: “No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos”. Debemos recordar que para todo problema humano, hay siempre una solución, aunque no sea la que queramos o esperemos. En el lado espiritual, el problema no está en Dios, el problema somos nosotros que no estamos listos para lo que Él quiere hacer. Muchas veces, nosotros mismos somos los causantes de nuestros propios problemas y nos hacemos la siguiente pregunta: ¿Dónde está el problema?

El problema está en nosotros mismos y en cómo abordamos nuestros problemas con los demás. Henry Ford, industrial estadounidense, dijo: “La mayoría de las personas gastan más tiempo y energías en hablar de los problemas que en afrontarlos”. Entonces, una muy buena práctica sería identificar el problema, evaluar la raíz del mismo, enfrentar o encarar la situación y buscar ayuda para resolverlo cuando sea necesario. El evadir o evitar los problemas nunca es una buena práctica.

Así que, “enfrenta tus problemas”. Dios te deja pasar por ellos como oportunidades para demostrar lo que sabes, para enseñarte lo que no sabes y para manifestar lo que solo Él sabe. La Biblia dice en el Salmo 143:10, “10 Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios; Tu buen espíritu me guíe a tierra de rectitud” (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s