Vivir

Gandhi dijo: “Vive como si fueras a morir mañana, aprende como si fueras a vivir siempre”. Debemos detenernos, evaluar lo que es importante y disfrutar de la vida, porque el ser humano se complace en enumerar sus pesares, pero también en relatar sus alegrías. Esto nos hace pensar en la brevedad de la vida y en la importancia de la misma.

Por lo tanto, debemos vivir cada día como si fuera el último día. Debemos vivir dando el todo de nosotros, reconociendo la presencia de Dios, Sus más preciadas enseñanzas y disfrutando el andar en Su voluntad. Cada día cuenta a la luz de la eternidad sobretodo cuando estamos caminando en los propósitos divinos. Es anti-bíblico pensar que la vida eterna comienza una vez y muramos. La vida eterna comienza desde el día que reconocemos a Jesús como Salvador y Señor de nuestra vida. Desde ese mismo día, todo lo que hacemos tiene repercusiones eternas.

De modo que, “vive como si fueses a morir mañana y aprende en el hoy”. Cada día tiene sumas enseñanzas, ¿deseas aprender del hoy y esperar con esperanza el día de mañana? Oremos cada día como el salmista que dijo en el Salmo 24:5, “5 Señor, hazme conocer tus caminos; muéstrame tus sendas” (NIV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s