Sin Condiciones

¿Has escuchado la expresión “sin condiciones”? Creo que sí la hemos escuchado, pero no podemos concebir el hecho de vivir en un mundo “sin condiciones” porque vivimos condicionados constantemente. Hay diferentes factores que lo hacen. Por ejemplo, vivimos condicionados por nuestro tiempo, por nuestras relaciones, por nuestras decisiones, por nuestras situaciones, por nuestro pasado, por nuestra preparación, por nuestra salud, por nuestro contexto, etc.

Pensar en vivir en un lugar sin condiciones sería en otra vida o se convierte en un pensamiento ilusorio y utópico. Sin embargo, hay alguien que vive sin condiciones y se llama Dios. Él nos ama sin condiciones, nos sustenta sin condiciones, nos tiene paciencia sin condiciones y nos espera sin condiciones. Es más, fue tanto Su amor por nosotros que la única condición de pecado y separación que había con la raza humana, fue llevada en el sacrificio de Su Hijo Cristo en la cruz.
Su amor no tiene límites de tiempo, lugar o condición. Su amor es un amor “sin condiciones”. ¿Quieres ser amado y sustentado sin condiciones? El único que lo podrá hacer se llama Dios. ¿Qué esperas? Ven a Él. Su incondicionalidad te hará sumamente feliz.

La Biblia dice en Romanos 5:8, “8 Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros” (NVI).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s