Un Guía

Hace unos pocos meses, durante un viaje misionero, visitamos una laguna hermosa no explorada en las montañas chapanecas en la república mexicana. Tuvimos la bendición de ser guiados por dos jóvenes quienes nos llevaron entre zonas montañosas hasta llegar a aquella hermosa reserva natural. En el transcurso del camino, me puse a pensar en que si no hubiéramos tenido la dirección de estos guías, no hubiésemos podido llegar fácilmente debido a lo complejo de las condiciones del área. Los guías son cruciales en lugares exploratorios, ya que nos conducen a los sitios correctos y nos añaden mucha información relevante mientras vamos por el camino.

De la misma manera, tenemos guías en nuestra vida. Algunos de ellos son nuestros padres, nuestros seres queridos, las costumbres, la cultura, el conocimiento, las tradiciones, las amistades, entre muchos más. En el lado emocional, nuestro corazón es nuestro guía. Sin embargo, en el lado espiritual, nuestro espíritu debe guiarnos. La Palabra de Dios dice que una de las funciones del Espíritu Santo es ser nuestro guía. No obstante, el problema radica en que constantemente no queremos ser guiados por Él. De ser así, es fácil desviarnos y perdernos como suele suceder en los lugares desconocidos.

Dios desea guiar tu vida, ¿deseas dejarte guiar por Él?
La Biblia dice en el Salmo 32:8, “El Señor dice: Te guiaré por el mejor sendero para tu vida; te aconsejaré y velaré por ti” (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s