Tranquilo

“Tranquilo” o “it’s okay” en inglés, son frases que decimos y recibimos a diario. Para algunos el estar tranquilos es no tener ningún problema ni circunstancia que les robe la tranquilidad. Para otros, el estar tranquilos se concibe solo al estar en unas gratas vacaciones al frente del océano o en un lugar sin distracciones. Sin embargo, la verdad es que experimentamos muchos momentos y episodios de intranquilidad en nuestra vida diaria. Por ejemplo, la intranquilidad por seguridad, por una enfermedad terminal, por una relación desafiante, por un trabajo muy desgastante, por los hijos, etc.

Según el diccionario, la intranquilidad es “la falta de tranquilidad” (Dic. RAE). Es una falta de sosiego y quietud en el ánimo. Se puede denotar fácilmente cuando una persona se encuentra intranquila. Muchas veces su rostro o expresiones corporales lo sacan a relucir.

Pero, ¿cómo recobrar la tranquilidad? Primero, encontrando la causa que roba la tranquilidad. Segundo, atacando de frente el asunto, persona o circunstancia que roba la paz. En tercer lugar, crecer emocionalmente ya que si es un problema recurrente no te logre robar la paz. Finalmente, entregar tus cargas a Dios ya que Él sabrá como hacer que tus ansiedades y temores se conviertan en paz y calma. La Biblia dice, “La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden”, (Juan 14:27, NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s