Sin Ganas

¿Cuántas veces hemos estado sin ganas? Sin ganas para hacer ejercicio, sin ganas para dormir o dejar de dormir, sin ganas para llevar a cabo las actividades diarias, sin ganas para ir al trabajo, sin ganas de ver gente, sin ganas para estudiar, sin ganas para hacer lo que dijimos que íbamos a hacer. En fin, la lista puede ser extensa y muy complicada. Creo que todos hemos tenido que hacer cosas sin ganas, pero aún así las hemos tenido que hacer. 

La vida está llena de situaciones, compromisos y cosas que se hacen por obediencia más que por querer hacerlas. Sin embargo, al realizarlas recibimos gozo y contentamiento. De modo, que salen nuevas fuerzas, se renuevan las pocas que tenemos y nos sorprendemos de lo que se puede alcanzar con o sin ganas. 

La Biblia esta repleta de promesas acerca de las fuerzas que provienen de Dios. ¿No tienes ganas? Solo, pídele a Dios que renueve tus fuerzas. Él sabe cómo lidiar con nuestra falta de ganas y sorprendernos con los resultados. La Biblia dice en Isaías 40:31,En cambio, los que confían en el Señor encontrarán nuevas fuerzas; volarán alto, como con alas de águila. Correrán y no se cansarán; caminarán y no desmayarán” (NTV)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s