Confusión

¿Cuántas veces te has sentido confundido? Desde el día donde nos confundimos con la ropa que nos íbamos a poner, la ruta que íbamos tomar, o el nombre de alguien que acabamos de saludar. Sin embargo, hay otros tipos más serios de confusión. Por ejemplo, la confusión en una relación duradera, las preguntas básicas de existencialismo, la confusión respecto a algunas creencias, la confusión de las emociones y sentimientos que parecen controlar muchas de nuestras acciones.

Toda confusión trae en sí una característica fundamental llamada: “la pérdida de la tranquilidad”. Dicha pérdida ocasiona ansiedad, fobias y nos hace hacer y decir cosas que no queremos. Parece convertirse en un juego mental, emocional y espiritual. Pero, Dios nos ofrece un una receta muy simple para la confusión llamada: “claridad de pensamiento”. Él nos invita a entregarle todos nuestros pensamientos en obediencia a Él y promete controlarlos. Simplemente debemos llevárselos voluntariamente a Él.

Así que la próxima vez que te sientas confundido, entrégale tus pensamientos a Él. Te aseguro que tu confusión se acabará. La Biblia dice, “pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz. (1 Corintios 14:33a , NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s