Soñar

Todos hemos tenido sueños. Algunos sueñan constantemente y se levantan asustados del sueño. Otros sueñan y no desean despertarse de sus sueños porque sus sueños son mucho mejores que su propia realidad. Para algunos los sueños son un concepto muy lejano porque no les hacen sentido y muchas veces se convierten en grandes pesadillas. 

El sueño en su misma definición es “la actividad mental caracterizada por una imaginación sensomotora vivida que se experimenta como si fuera la realidad despierta, a pesar de las características cognitivas como la imposibilidad del tiempo, lugar, personas, acciones y emociones” (Hobson 2000). Sin embargo, todo acaba al despertar. Algunos desean volverse a dormir para terminar el sueño, pero al final de todo es un juego mental de la imaginación. La verdad es despertarse a la realidad aunque ésta no sea la que se quiere.

Así que si sueñas, no hay problema, pero no te aferres a tus sueños ya que solo son un producto de tu imaginación. Sueña con objetivos puros y espera lo que Dios puede hacer con tus sueños. Como dicen, “soñar no cuesta nada”, sin embargo, si te quedas soñando te costará hacerle frente diligente a tu realidad. Sueña en grande bajo los propósitos de Dios. Acuérdate lo que Él dice, “Mis pensamientos no se parecen en nada a sus pensamientos- dice el Señor- Y mis caminos están por muy encima de lo que pudieran imaginarse. Pues así como los cielos están más altos que la tierra, así mis caminos están más altos que sus caminos y mis pensamientos, más altos que sus pensamientos”, (Isaías 55:8-9, NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s