Obediencia Que Cuenta

La “obediencia” está relacionada con el acto de respetar, acatar y cumplir la voluntad de la autoridad o de quien manda. Según esta definición este término se relaciona con una acción voluntaria. He allí el meollo del asunto. Muchas veces no queremos obedecer voluntariamente a las autoridades, a la ley o a estructuras que nos hacen ser obedientes involuntariamente. ¿Por qué? Porque nuestra voluntad muchas veces no desea someterse a nada ni a nadie. 

Por ejemplo, una de las frases que más escucho en el día de las madres cuando reciben un regalo de sus hijos es: “pórtate bien y sé obediente, ese es el mejor regalo que me puedes dar”. Pero la obediencia tiene repercusiones muy hermosas y promesas que se cumplen inevitablemente aunque muchas veces sea involuntaria. Sin embargo, cuando se practica como un sacrificio al ego se convierte en la fortaleza más grande para alcanzar metas en todo ámbito de nuestra vida. 

La obediencia que cuenta es la que prestas día a día sacrificialmente. No esperes el querer ser obediente todo el tiempo porque entonces te frustrarás. Sé obediente a Dios, a Su Palabra, a tus autoridades y aún a ti mismo. Notarás la diferencia. La Biblia dice, “Jesús contestó: Todos los que me aman harán lo que yo diga. Mi Padre los amará, y vendremos para vivir con cada uno de ellos” (Juan 14:23, NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s