¿Cuál Es Tu Precio?

¿Eres de los que les gusta pedir rebaja al hacer una compra? ¿Eres de los que le gusta regatear en los precios? Yo soy uno de ellos. Si hay algún tipo de rebaja, yo deseo tomar ventaja de esta. Todos hemos aprendido que en esta vida todo tiene su precio. A veces el precio es demasiado alto, y en otras ocasiones, es muy bajo. Sea alto o bajo, lo que debemos evitar es la avaricia. El querer tener más cueste lo que cueste.

El Señor Jesús tenía una definición de la avaricia. En resumidas cuentas, lo definía como la práctica de medir la vida según las posesiones. La avaricia iguala el valor de una persona con su bolsillo. En otras palabras, posees mucho, vales mucho. Posees poco, eres poco. La consecuencia de tal filosofía es predecible. Si es la suma de lo que posees, es necesario que poseas todo. De modo que ningún precio es demasiado elevado y nada será suficiente. La avaricia no se define por lo que cuestan las cosas; se mide por lo que te cuestan a ti.

Por lo tanto, si alguna cosa te cuesta tu fe o tu familia, el precio es demasiado alto. Por favor: evítalo. La Biblia dice en Lucas 12:15, “15 Y luego dijo: «¡Tengan cuidado con toda clase de avaricia! La vida no se mide por cuánto tienen” (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s