Reinicios

¿Qué difícil es reiniciar algo una vez y le hemos perdido la rutina en hacerlo? Por ejemplo, el hacer ejercicio, el leer diariamente, el practicar las disciplinas espirituales, el escribir, etc. Todos los seres humanos, sin excepción alguna, somos seres de costumbres. Se tarda mucho más el establecer una rutina que el quitarla o reemplazarla rápidamente.     

Pero ¿qué podemos hacer? La verdad es que la vida tiene algo que se llama “reinicios”. Todos los días son nuevas oportunidades. Los relojes se mueven para darnos nuevas oportunidades. Las experiencias del ayer nos marcan el día de hoy, pero estas deben ser propulsoras hacia un nuevo mañana.   
Me fascina la frase que dice: “Aunque nadie puede volver atrás y hacer un nuevo comienzo, cualquiera puede comenzar a partir de ahora y crear un nuevo final”. Recordemos que la naturaleza se reinicia constantemente, de modo que el reiniciar cada cierto tiempo suele ser necesario. ¿Qué esperas? Dios es Dios de reinicios. La Biblia dice en Lamentaciones 3:22-23,22 ¡El fiel amor del Señor nunca se acaba! Sus misericordias jamás terminan. 23 Grande es su fidelidad; sus misericordias son nuevas cada mañana” (NTV)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s