¿Ganas algo preocupándote?

¿Has ganado algo preocupándote? ¿Has cambiado algo en tu estado actual con sólo preocuparte? Creo que todos responderíamos con un rotundo no. La preocupación excesiva es nociva para la salud. Se ha demostrado que hay más enfermedades psicopáticas en nuestros días que en días antiguos. Entonces, si la preocupación no es nada nuevo, ¿cómo podemos reemplazar la preocupación por la paz?

La ansiedad surge cuando las cosas van mal y pensamos que la única solución depende de nosotros. Elaborar un plan de acción puede parecer el camino hacia la paz, pero nunca nos liberará de nuestros miedos. Puesto que la mentalidad del mundo es poderosa, resulta fácil perder el rumbo mientras buscamos la vida abundante que el Padre celestial nos promete.
Entonces, el Señor Jesucristo es el único que nos libera de las preocupaciones, pero debemos someternos continuamente a Su cuidado para que podamos estar tranquilos. De modo que, sean cuales sean nuestras circunstancias, Dios siempre nos ayudará, tal vez no de la manera que esperamos, pero sí de la forma que nos ayude a acercarnos más a Él quien es la única fuente de paz verdadera. La Biblia dice en Juan 16:33, 33 Les he dicho todo lo anterior para que en mí tengan paz. Aquí en el mundo tendrán muchas pruebas y tristezas; pero anímense, porque yo he vencido al mundo” (NTV)  

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s