Circunstancias

Las circunstancias del diario vivir tienden a robarnos la paz y quitarnos el gozo. Por ejemplo, no tenemos control del tráfico en las avenidas por las cuales transitamos, no tenemos control del clima durante el día, no tenemos control de los acontecimientos que pasan alrededor nuestro. Es decir, no tenemos control de las circunstancias que quisiésemos controlar. 

De modo que si nuestro gozo y paz dependen de las circunstancias, estaremos en serios problemas diariamente. Es más, las circunstancias son tan cambiantes que no podemos medir nuestro gozo por lo que pase o deje de pasar alrededor nuestro. Aunque no parezca, si no somos prisioneros de las circunstancias en nuestras emociones, podremos desarrollar un hermoso espíritu de contentamiento. 
Napoleón Bonaparte dijo: “El verdadero carácter siempre aparece en las grandes circunstancias”.  Deja que tu carácter te ayude a controlar cómo reaccionas ante las circunstancias y no dejes que las circunstancias te controlen a ti. De ser así, serías muy cambiante y poco constante. Comencemos a dar gracias a Dios y esto cambiará nuestra perspectiva al enfrentar las circunstancias. La Biblia dice en 1 Tesalonicenses 5:18,18 Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús” (NTV)   

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s