Un canto al optimismo

“No hay mal que por bien no venga”. Esta frase corta es un canto al optimismo. Dicha expresión transmite que siempre es posible obtener o aprender algo positivo, incluso de las peores situaciones. Transmite el hecho de que toda circunstancia, por más severa que sea, traerá en sí algún beneficio para nuestra vida. 

La verdad es que aún de las tragedias, eventos, pérdidas y duelos más fuertes, Dios obra y transforma dichas situaciones para bien de acuerdo a Sus propósitos. Aún en la tristeza, el dolor y el llanto, Dios puede obrar con poder, sacar una sonrisa, proveer la paz y ministrar a cada corazón. 
Aunque las cosas no parezcan nada bien, siempre habrá una esperanza. Aunque los problemas sean múltiples, siempre habrá una solución para cada uno de ellos. Aunque el dolor sea muy fuerte, en su debido tiempo pasará. Aunque la tristeza sea suprema, es cuestión de tiempo y vendrá la paz. Más que un mal convertirse en un bien, es la paz y la presencia de Dios la que por bien vendrá. La Biblia dice en 2 Tesalonicenses 3:16, “Ahora, que el mismo Señor de paz les dé su paz en todo momento y en cada situación. El Señor sea con todos ustedes” (NTV)   

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s