Diseñados Para Crecer

Cuántos no hemos escuchado cuando una madre o padre al ver crecer a su hijo(a) le dicen: “Ya no crezcas más”. Lo que realmente quieren decir es que ya no desean que sus hijos dejen de ser bebés o niños y que se conviertan en jóvenes o en adultos. Sin embargo, tal deseo es imposible de llevarse a cabo por una simple razón: “Estamos diseñados para crecer”. 

El ser humano está diseñado para crecer. Desde el momento de la concepción, hasta el momento del fallecimiento, el ser humano sigue creciendo. En los años de la niñez, el crecimiento físico es muy notorio. La cara de un bebé o de un niño pequeño puede llegar a ser muy diferente en la juventud o en la adultez. Sin embargo, el mismo cuerpo comienza a crecer y a morir al mismo tiempo. Pero ¿qué del crecimiento emocional, personal y espiritual? Hay algunos que piensan que ya no crecerán más en ningún aspecto físico. No obstante, todos crecemos en base a nuestra experiencia. Dios no nos diseñó para quedarnos estáticos y sin crecimiento. Estamos diseñados para crecer. Entonces, medita en lo siguiente: ¿En qué áreas de mi vida estoy creciendo y en qué áreas debo comenzar a crecer? Si no estás creciendo, ¿qué impide tu crecimiento? ¿Estas creciendo espiritualmente? La Biblia dice en Efesios 4:13, Ese proceso continuará hasta que todos alcancemos tal unidad en nuestra fe y conocimiento del Hijo de Dios que seamos maduros en el Señor, es decir, hasta que lleguemos a la plena y completa medida de Cristo” (NTV) 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s