Ya No Más

Ya no más. Ya no puedo más. No puedo seguir adelante. Ya quiero desistir. No puedo continuar o deseo tirar la toalla. ¿Te relacionas con estas palabras? Muchos hemos dicho estas palabras en ciertas etapas de nuestra vida. Parece que muchas veces hay decepción, angustia y tristeza porque no se logra algo que se ha propuesto y en el momento esperado.

A veces las ganas de desistir brotan porque se ha perdido el sentido de propósito y la pasión para seguir adelante. Sin embargo, cuando nosotros decimos ya no más, es donde Dios puede levantarnos y decir que aún hay más. Aún hay más batallas por conquistar, sueños por completar, proyectos por realizar y situaciones por resolver. Aún hay tiempo para progresar, para perdonar, para emprender y para restaurar. Aún hay tiempo para construir lo que se ha destruido y para rectificar o modificar lo que no ha quedado bien.

Cada día es una nueva oportunidad. La misma creación se renueva y nos muestra que aún hay mucho para hacer. Así que cuando te llegue el sentimiento de ya no querer seguir, confía en Dios. Él te levanta, te da las fuerzas cuando ya no tienes más y te da la sabiduría para comenzar o emprender de nuevo. La Biblia dice en Lamentaciones 3:23, “ Grande es su fidelidad; sus misericordias son nuevas cada mañana” (NTV)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s